4 sept. 2010




































Parque Juakong



Flores pequeñas. Arboles achaparrados.

Estanques abrumados por peces de tres colores.

Los soplos suaves que bajan de las montañas

tejen comentarios en las colmenas de lotos.



Sobre bancos, barandas de puentes

y ramas bajas,

los chinos se inmolan

en el blanco reposo de los gatos.

Arriba, los perfuma la masa celeste

de un cielo tenue.



LECTURA DEL POEMA